Cuidado de los Arreglos Florales

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE LAS FLORES


Cuidado de las flores

Las flores son seres vivos y tienen un ciclo natural de 4 a 7 días, dependiendo del tipo de flor, calidad y cuidados que tenga con ellas.

 

Es importante estar conscientes de los cuidados que requieren sus flores tan pronto como usted las recibe, para que así pueda disfrutar de ellas el mayor tiempo posible y en las mejores condiciones.

 

A continuación les detallamos los pasos que han de seguir para conseguir un cuidado óptimo.



CUIDADOS DE DISEÑOS CON BASE

 

Cuando reciba un diseño de flores:

1. Asegúrese de que el oasis o esponja este siempre húmedo.

 

2. No hace falta añadir conservador ya que la esponja suele tener incluidos nutrientes y conservadores.

 

3. Póngalo en un lugar fresco y que no reciba luz directa.

 

CUIDADOS DE DISEÑOS SIN BASE

 

1. Hay que cuidar que el florero que va a utilizar esté bien limpio.

 

2. Usar abundante agua limpia y al tiempo, ya que el agua fría reduce la duración de las flores.

 

3. Poner una gota de cloro, una aspirina o un sobre de conservador químico en el agua; ayuda a cambiar el PH del agua y a que haya menos bacterias.

 

4. La parte que va a estar sumergida debe estar libre de hojas, las hojas sumergidas en agua producen bacterias que hacen que se pudra el agua.

 

5. Usando una navaja bien afilada o unas tijeras de podar, corte los tallos bajo el agua en un ángulo de 45° para que tengan mayor superficie para la absorción del agua.

 

6. Inmediatamente, páselos a un florero limpio con agua templada o del tiempo. El agua no debe llegar al follaje.

 

7. Cambiar el agua diariamente en su totalidad, siempre que esté templada o a temperatura ambiente. Cada vez que se haga esto, es conveniente cortar el tallo al bies (1 centímetro aproximadamente.

 

8. Mantenga las rosas en un lugar fresco, sin luz directa y apartada de los electrodomésticos.

 

9. A veces, por causa del calor o de una mala hidratación, el tallo de la rosa cercano al capullo tiende a doblarse; en este caso, llenar una tina o un recipiente grande con agua fría y sumerja por completo la flor, cortándole un poco el tallo; déjelas así unas horas (una o dos) y una vez estén otra vez hidratadas, páselas al florero con agua del tiempo y la gota de cloro.


CUIDADO DE LAS ORQUÍDEAS

Existe gran variedad de orquídeas, su duración dependerá del tipo y el cuidado que se le dé. Generalmente son arregladas en estuches de cristal o mica el cual encierra calor y humedad. Para evitar que sufra algún daño se sugieren los siguientes consejos:

 

Cuando reciba un diseño con orquídeas, revise que su deposito tenga agua, de no ser así: 

1. Saque la orquídea de su estuche

 

2. Tome la orquídea de la parte baja del labio mayor y retírela de su depósito.

 

3. Con un gotero o jeringa llene el depósito con agua limpia y templada.

 

4. Corte el tallo de la orquídea aproximadamente 3 mm con una navaja bien afilada y limpia e introduzca inmediatamente en su depósito para evitar que se tape el poro.

 

5. Guarde la orquídea en su estuche dejando una abertura en la caja de aproximadamente 1 cm para que respire.

 

6. Mantenga la orquídea en un lugar fresco, sin luz directa, ni corrientes de aire y apartada de los electrodomésticos.